0

Carrito

Solo para quienes en algún momento de la vida han sentido que todo ha terminado, que no tienes más opciones, que no sabes el paso que sigue, que te sientes con pereza, desanimado, frustrado, cansado y sin ganas de hacer algo. 

Hay momentos en los cuales vivimos una tormenta interna donde nada pareciera encajar con nosotros… nada es como nosotros deseamos… o… tenemos todo lo que quizá las personas desean… pero… nosotros… nos sentimos vacíos. 

Eso es… VACÍO. 

Quiero expresarte mi más sentido pésame, porque sé que estás viviendo como un funeral, un proceso de transición donde todo debe tener un cambio… y ese cambio empieza por nosotros mismos ya que lo que tenemos alrededor, todos nuestros resultados son la proyección de lo que somos. 

Ese momento en el que te preguntas… ¿dónde estoy?… a ¿dónde voy?… ¿qué he hecho? 

Es en ese momento donde se te nubla la vida… se te nubla la vista. 

Se te agotan las cartas que tenías bajo la mesa y ahora no entiendes nada, no entiendes qué pasó. No entiendes qué sucedió. 

Si todo estaba bien, aparentemente… ¿qué hice para merecer esto?

Bueno, esas son preguntas y cuestiones que en este difícil momento no serán de ayuda, por el contrario, será un proceso bastante doloroso ya que nos llevará a un patrón que se repite constantemente donde caemos en la desesperación y el estrés. 

Donde se nos brota el rostro, se cae el cabello, nos duele el corazón, el alma, lloramos y nos interrogamos. Lo más fuerte de todo… es lo duros que llegamos a ser con nosotros mismos. 

Hace un momento mencioné que lo que hay fuera es el reflejo de nosotros mismos, y sí, en realidad es lo que en muchas ocasiones llamamos… volver a empezar. 

Ya que debemos volver a enfocarnos en nuestros pensamientos, en las acciones que estoy tomando, en lo que estoy poniendo la vida, en lo que estoy creando, materializando… en cada uno de estos detalles es donde creamos las nuevas experiencias de vida. 

Un amigo se encuentra viviendo una situación así, similar, quiere toda su vida de forma diferente… pero se quedó quieto con sus acciones, siente que es el momento de hacer una pausa. 

¿Cuál pausa? 

Si el universo igual continua. Es doloroso, sé que es bastante fuerte el tener que enfrentarnos a una profunda depresión. 

Es eso… una depresión. Porque estamos deprimiendo a nuestro ser, a nuestras energías. 

¿Qué hacemos entonces con nuestro amigo?

La solución es empezar a hacernos las preguntas correctas para que estas nos lleven a los lugares más hermosos y maravilloso que jamás hemos conocido. 

Nuestro interior. 

Ese es el lugar donde debemos ir, donde debemos prestar atención, ya que es allí donde nace todo, nuestra experiencia tridimensional, nuestras habilidades, ideas y es donde moldeamos todo lo que hay fuera. 

Es un proceso… lo importante es tener clara la intención de: HACER MI MUNDO MÁS POSITIVO, vivir en amor, plenitud, felicidad, tranquilidad, libertad, abundancia, auto realización, riqueza, abundancia y reconocimiento. 

Ser el uno, eso es… sé el número uno en todo. En tu vida y en la de los demás. 

Jhon Jadder

Jhon Jadder

Escritor, filántropo, visionario y empresario. Autor✍️ del libro “PUEDO MORIR MAÑANA”.

Leave a Reply